¿Qué es un musical?

Mi definición personal y su correspondiente explicación

Este tema se ha rondado demasiado y mucho me temo que seguirá apareciendo, y para evitar ponerlo en todos los artículos, he decidido hacer uno hablando del tema y luego poner enlaces siempre a este. En fin, vamos allá:

Es sorprendente lo fácil que es para muchos decir o decidir que es un musical, generalmente para la mayoría lo define que haya una cierta cantidad de canciones y bailes; ¿pero eso es todo? yo creo que no, y sinceramente, creo que ese género es mucho más que lo dicho; cierto que la anterior forma hace fácil una clasificación, pero naturalmente no la hace necesariamente buena y realmente definitoria.

Entonces, la gran pregunta es ¿qué define a un musical? en mi opinión es que:

     “Todos (o al menos la gran mayoría) los números musicales deben de tener que ver con la historia, así, estos no deben de estar de adorno, deben de complementarla, definirla e incluso hacerla avanzar; y lo mismo se aplica a los personajes que formen parte de ella. En definitiva, en un musical, debe de verse que si los números musicales fueran cortados del metraje la película no sería lo que es”

Bien, siguiendo esta idea, creo que se puede decir con justicia que una película es un musical. Cierto que es un tanto subjetivo, pero en el fondo todas las clasificaciones artísticas lo son (Rubens y Velazquez son ambos del Barroco, ¿y que parecido tienen sus estilos pictóricos?).

Además, esta definición constituye una novedad, puesto que con ella quedan desterradas muchas de las películas tradicionalmente consideradas de este género, como muchas de las, llamemoslas “de baile”, muy famosas como Fiebre del sábado noche o Fama, que siguiendo esta definición ya no serían musicales, puesto que sus números no forman parte de la historia ni aportan nada a esta, y según mi idea deberían de ser denominadas “películas de baile” o aplicarles el género que se considere más predominante (drama, comedia…) pero no musicales.

Tampoco se libran otras que también suelen ser clasificadas de este género como Los fabulosos baker boys o algunas que hicieron determinados grupos musicales en plena gloria y que nos cuentan sus vidas (por ejemplo Que noche la de aquel día) o la vida de un compositor o cualquier artista dedicado a la música; que siguen la regla de la que se hablará a continuación.

      En el caso americano suele ser más claro, pero en Europa tenemos más conflictos a ese respecto, ¡cuántas películas se autodenominan musicales en España por ejemplo!, bien, en mi opinión deberían ser consideradas “películas con canciones” o “películas con una banda sonora importante” y no musicales; pues que una folklorica tenga una película de lucimiento en la que cante unas cuantas canciones que nada tienen que ver con la trama, no convierte en absoluto a la película en un musical, pues las canciones podrían ser cortadas en la sala de montaje y no se notaría (en el caso del cine español es sumamente difícil definir eso, incluso en los que parecen más claros ¿son las películas de Marisol o Joselito musicales entonces? supongo que sólo en algunos casos; y en otras películas en las que se integraron canciones igualmente sin venir siempre a cuento como en Dónde vas Alfonso XII hace la clasificación aún más complicada, porque qué duda hay de que la anterior película es preeminentemente del género histórico).

Pero ya lo he dicho, este modo de clasificar es cualquier cosa excepto fácil, sobre todo porque requiere juzgar y analizar con profundidad un filme, cosa aún más compleja en los musicales debido a su gran cantidad de simbolismos, por ejemplo, en la película Dreamgirls (incuestionable musical) la mayoría de los números musicales se producen en estudios de sonido y sobre un escenario donde unas cantantes cantan, eso no lo convertiría en un musical según mi definición, pero sí lo hace el hecho de que todas esas canciones tengan una altísima implicación con lo que están pasando los personajes (por ejemplo, la canción we’re all a family” aparece y reaparece cuando hay problemas en la “familia” que ellos se consideran, teniendo por tanto un fuertísimo componente irónico).

Sin embargo en otros casos ya es más difícil de definir, por ejemplo en Las zapatillas rojas (como no, Europea -británica, concretamente-, siempre las más difíciles de definir), no hay ni una sóla canción, ni un baile, hasta que llega un larguísimo ballet que supera los 15 minutos; teniendo en cuenta que la película dura más de dos horas, no parece que podamos decir que esta película sea un musical, pero no soy partidario de medir estas cosas al peso, que haya más o menos tiempo de música no parece lo más relevante en este caso (aunque sí sea algo a considerar); sin embargo, el ballet mencionado tiene una relación tremenda con la protagonista y cual será su destino, es premonitorio y resume toda la película, y es incuestionable que el filme no sería lo que es sino fuera por su magnífico ballet que hace que el final sea tan emotivo; entonces, ¿es esta un musical? es difícil de definir pero supongo que debería de decirse que sí, digamos que podríamos ponera en un subgénero llamado drama musical, para decir que prima más lo primero que lo segundo. Y lo mismo se podría aplicar a “Cisne negro”, dónde la danza tiene un componente narrativo del más alto nivel, aunque no sea la absoluta protagonista (al contrario que, irónicamente, en otras películas de danza, en las que esta no narra nada).

Como ya digo, el caso europeo suele ser el más complejo, pues, dado el gusto por el realismo extremo que caracteriza a sus musicales, a veces hace difícil distinguir si, por ejemplo, la persona que canta en el escenario está queriendo decir algo más con esa canción o no (no como en el caso del estadounidense en el que si una persona se pone a cantar y bailar en medio de la calle ayuda mucho a la definición).

En resumidas cuentas, podemos clasificar las películas habitualmente metidas dentro del género musical, en las siguientes categorías:

-Musicales: aquellos que siguen la definición anteriormente dada.

-Películas con canciones/banda sonora importante: aquellas en las que, aunque hay múltiples momentos con canciones, estas no tienen nada que ver con la trama, el desarrollo de la historia o los personajes.

-Películas de baile o con danza: aquellas en las que, aunque el baile o la danza tienen un especial protagonismo, este arte no es usado para reforzar o complementar la trama, el desarrollo de la historia o los personajes.

A estes dos últimos, se les puede encuadrar en otro género que les vaya más, por ejemplo: biográfica con canciones (si trata sobre un cantante, por un poner caso) o drama de baile (si trata las vicisitudes de los alumnos de una academia de danza)… etc.

En cualquier caso, creo que he dado unas bases muy buenas para juzgar si algo es de este género o no (y que serán por las que yo me guiaré a partir de ahora y que aplicaré siempre en Universo de A), y que no se le llame a cualquier producto “musical”, este es un género fascinante y de mucha importancia, que cuenta con sublimes obras maestras; y no todo el mundo puede entrar en él, para ser un musical hay que ganárselo, es un género muy exclusivo que no admite cualquier cosa, es, en definitiva, un musical.

 

¿quieres saber más sobre los musicales? entonces no dudes en visitar los artículos de: Historia del cine musical y el de Entender y apreciar el cine musical.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Películas. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a ¿Qué es un musical?

  1. Pingback: Historia del cine musical | Universo de A

  2. Pingback: GC: Entender y apreciar el cine musical. Introducción. 1 de 10 | Universo de A

  3. Pingback: GC: Entender y apreciar el cine musical. El pequeño estudio y conclusiones. 10 de 10 | Universo de A

  4. Pingback: Burlesque | Universo de A

  5. Pingback: Historia del cine musical | Universo de A

  6. Pingback: Temporada televisiva otoño-invierno 2012-2013 | Universo de A

  7. Pingback: Blancanieves y los siete enanitos | Universo de A

  8. Pingback: Dando la nota | Universo de A

  9. Pingback: La evolución de las series televisivas | Universo de A

  10. Pingback: La mejor oferta | Universo de A

  11. Pingback: Temporada televisiva de verano de 2013 | Universo de A

  12. Pingback: ¡Musicales y más musicales en la cartelera cinematográfica! | Universo de A

  13. Pingback: Crítica express: Jersey boys | Universo de A

  14. Pingback: Críticas express: Ciudad Delirio / God help the girl | Universo de A

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s